¿Te están saliendo manchas? ¿Quieres saber cómo combatirlas? Te contamos cuál es el tratamiento adecuado para cada tipo de mancha.

Un día te miras al espejo y descubres que te están saliendo manchas en la cara. Te preocupa tu aspecto, pero aún más tu salud. No te alarmes. Generalmente son inofensivas y no pasan de ser un mero problema estético, pero siempre es recomendable pedir cita con el dermatólogopara saber cuál es la situación y actuar en consecuencia.

POR QUÉ SALEN LAS MANCHAS EN LA CARA

Si eres de las que se aplican protección cuando toma el sol y sueles cuidar tu piel, pero te han salido manchas, te preguntarás: ¿por qué ha pasado? Pues bien, la piel se oscurece (hiperpigmentacion) porque aumenta la melanina, que es un mecanismo de defensa de nuestro organismo para protegernos de los radicales libres producidos por la radiación solar. Es posible que seas muy disciplinada y tengas mucho cuidado, pero hay muchas razones que pueden desencadenar el aumento de la producción de melanina. ¡Por mucho que mimes tu piel no estás a salvo de las manchas!

“Es más común entre las mujeres y las causas pueden ser muy diversas: predisposición genética, exposición solar sin protección, cambios hormonales (embarazo, menopausia, etc.), algunos medicamentos o el proceso natural del envejecimiento“, explica el doctor Ángel Martín, especialista en rejuvenecimiento facial y director médico de Clínica Menorca.

CÓMO QUITAR LAS MANCHAS EN LA CARA

Tal y como comenta este experto, estamos ante un problema que “no siempre es fácil de resolver”. No obstante, existen numerosos métodos para eliminarlas, aunque solo resultan eficaces si el profesional médico realiza un buen diagnóstico y el paciente se mantiene alejado del sol.

El tratamiento despigmentante es diferente dependiendo del tipo de mancha, de su profundidad y del tipo de piel, ya que éste variará en función de si las manchas son superficiales (como los léntigos) o profundas (como el melasma).

TIPOS DE MANCHAS EN LA CARA

  1. Léntigos. Son las manchas solares más frecuentes. Tienen el aspecto de unas pecas grandes y van aumentando en cantidad, tamaño y color. Aparecen también a causa del envejecimiento de la piel en la frente, escote, antebrazos, dorso de las manos, hombros y espalda y son una manifestación del daño solar crónico (se acumula a lo largo de la vida). Están en las capas más superficiales de la piel y se eliminan muy bien con láser.
  2. Melasma. Son manchas frecuentes en personas con fototipos III y IV. Son de origen hormonal, por lo que afectan con mayor frecuencia a mujeres embarazadas, las que toman anticonceptivos o en la etapa de la menopausia, pues los cambios hormonales hacen que su piel se vuelva más sensible a la acción del sol. Su aspecto es como el de manchas de café y aparecen en zonas prominentes como frente, pómulos o labio superior. Son manchas reactivas a los rayos UV. Se encuentra en las capas más profundas, por lo que no se elimina bien con el láser, sino con peelings despigmentantes.
  3. Hiperpigmentación postinflamatoria. Son manchas muy frecuentes en verano que aparecen como consecuencia de exponer al sol zonas inflamadas o con alguna lesión en la piel, por ejemplo, tras la depilación, tratamiento láser, heridas, quemaduras, etc. Son manchas rosas, rojas, pardas o negras, dependiendo del color de la piel. Suelen desaparecer solas o con productos despigmentantes como la hidroquinona, los retinoides o peelings de ácido glicólico.
  4. Cuperosis o manchas rojas. Son manchas comunes en mujeres de piel clara y delicada (fototipos I y II). Se trata de diminutos vasos sanguíneos que ante cambios bruscos de temperatura se dilatan hasta derivar en pequeños granitos o imperfecciones. Lo habitual es que aparezcan en la nariz, pómulos y mejillas.

PREVENIR LAS MANCHAS EN LA CARA

Para tener un cutis uniforme, lo mejor es cuidar muy bien la piel y evitar la aparición de las manchas. No te confíes. Puede que tengas una piel escpectacular ahora, pero la piel tiene memoria. Esto significa que lo que hagas mal hoy, puede pasar factura a tu cutis mañana. ¡Más vale prevenir que curar!

  • Utiliza fotoprotectores. Aplícate cremas con filtros que te protejan frente a radiaciones UVA, UVB e IR. Así prevendrás el fotoenvejecimiento celular. Evita la exposición al sol sobre todo en las horas de mayor índice de radiación ultravioleta, entre las 11 y las 15 horas.
  • Usa ropa apropiada. Si te vas a exponer al sol, también es importante elegir bien las prendas. Igual que utilizas unas gafas de sol para protegerte los ojos, es recomendable apostar por tejidos naturales, de colores claros, y resguardar el rostro con sombreros o gorras.
  • Evita el consumo de sustancias excitantes. Otras pautas que nos ayudarán a combatir la aparición de manchas, como por ejemplo la cuperosis, es evitar el consumo de alcohol y tabaco y sustancias excitantes, así como mantener una dieta rica en verduras y frutas.
  • Limpia, hidrata y nutre la piel. La limpieza facial se debe realizar dos veces al día, por la mañana y por la noche, y la piel debe secarse mediante toques ligeros sin llegar a frotar.
  • Aplica cosméticos suaves. Conviene usar productos que aporten elementos hidratantes y calmantes, como las leches y geles limpiadores, tónicos faciales y, a ser posible, agua termal.
  • Usa mascarillas. Es aconsejable el uso de mascarillas calmantes e hidratantes, al menos dos veces por semana. Y las exfoliaciones, mejor con microgránulos o enzimáticas para que no dañen la piel.
  • Acude al dermatólogo. Siempre que aparezca una nueva mancha o que una existente cambie de forma, color o tamaño, debemos acudir a la consulta de un dermatólogo para prevenir un melanoma o cáncer de piel.

TRATAMIENTOS PARA LAS MANCHAS EN LA CARA

  • Peeling con cosméticos

Se trata de un peeling profundo que está indicado no solo para las manchas en la piel, sino también para eliminar pequeñas arrugas o acné, potenciando la renovación cutánea. Es un tratamiento combinado que se realiza primero en la consulta y después se prosigue en casa.

En consulta, el médico aplica sobre la cara limpia la crema despigmentante con Bencenodiol al 10% a modo de mascarilla, y se deja al paciente en reposo durante unos 20 minutos. No suele haber ninguna reacción de rechazo, en todo caso puede picar o escocer los primeros minutos. Se deja actuar la crema entre cinco y siete horas dependiendo del tipo de piel y después se lava la cara en casa con abundante agua. Después se aplica, cuantas veces se desee, aloe vera. A partir de este momento se debe utilizar durante el día una crema específica con protector solar total y por la noche, otra crema hidratante y regeneradora. Al segundo o tercer día comienza la descamación cutánea y el proceso dura una semana. A los 7-10 días el paciente debe aplicarse una vez al día por la noche una crema con bencenodiol al 4% hasta la desaparición total de las manchas, que suele ser alrededor de un mes.

Precio aproximado: 400€

  • Tratamiento con FENOL 

Es un potente peeling químico a base de fenol. Está indicado en fotoenvejecimiento severo (manchas de la edad y solares), es decir, melasma y léntigos y también es eficaz con las arrugas profundas. El procedimiento consiste en limpiar el rostro con un desengrasante y aplicar el fenol, eliminando de forma controlada las capas de la dermis a nivel medio y profundo hasta la desaparición de las arrugas o manchas. La piel se descama durante los días posteriores al tratamiento. El tiempo de recuperación es de 10 días. Sus resultados son espectaculares ya que, además de eliminar las manchas, reconstruye el colágeno y produce retracción de la piel, por lo que ayuda a mejorar los problemas de flacidez y borra las arrugas superficiales, suavizando las más profundas. Este tratamiento también se puede realizar en todo tipo de pieles y es indoloro.

Precio aproximado: 150€

  • Tratamiento con Picosure

El láser Picosure elimina muy bien las manchas seniles y solares de cara, cuello, escote y manos sin dolor, en una sola sesión y no necesita tiempo de recuperación. Su método de eliminación de las lesiones pigmentarias responde a un impacto fototérmico sobre los pigmentos, fragmentándolos en pequeñas partículas para que el organismo las pueda eliminar de forma natural. Tras el tratamiento hay que hidratar la zona con aceite de rosa mosqueta y utilizar protección solar FPS 50+ todos los días.

Precio aproximado: de 200 a 600 € sesión

  • Tratamiento con Láser V-Beam

Es un tratamiento indoloro y no necesita anestesia. Actúa “quemando” selectivamente los vasitos que forman dichas lesiones, sin dañar los tejidos adyacentes. El propio cuerpo se encarga de ir “barriendo” los restos de estas “quemaduras” y blanqueando la zona tratada.

El número de sesiones requeridas depende de la severidad de la lesión. Se estima un total de 4 ó 6 sesiones separadas por períodos de 20 días.

Precio aproximado: de 200 a 500 € sesión

× ¡Reserva turno ahora!